La RAE responde sobre latinismos

Aunque tradicionalmente se venía recomendando mantener invariables en plural ciertos latinismos terminados en consonante, muchos de ellos se han acomodado ya, en el uso mayoritario, a las reglas de formación del plural que rigen para el resto de palabras. Así pues, y como norma general, los latinismos hacen el plural en -s, en -es o quedan invariables dependiendo de sus características formales, al igual que ocurre con el resto de los préstamos de otras lenguas: ratio, pl. ratios; plus, pl. pluses; lapsus, pl. lapsus; nomenclátor, pl. nomenclátores; déficit, pl. déficits; hábitat, pl. hábitats; vademécum, pl. vademécums, ítem, pl. ítems. Únicamente se apartan hoy de esta tendencia mayoritaria los latinismos terminados en -r procedentes de formas verbales, como cónfer, confíteor, exequátur e imprimátur, cuyo plural sigue siendo invariable. También constituye una excepción la palabra álbum.

Cuando de algún latinismo exista una variante españolizada, se preferirá siempre esta y, consecuentemente, también su plural; así se usará armonio (pl. armonios) mejor que armónium; currículo (pl. currículos) mejor que currículum (cuyo plural sería currículums); podio (pl. podios) mejor que pódium; referendo (pl. referendos) mejor que referéndum (cuyo plural sería referéndums).

No deben usarse en español los plurales latinos en -a propios de los sustantivos neutros, tales como corpora, currícula, etc., que sí son normales en otras lenguas como el inglés.

Reciba un cordial saludo.

Departamento de Español al día
RAE

(Adolfo Mogilevich, Servicio de Traducción al Español, UN-NY, comunicación personal de fecha 11 de octubre de 2005)